¿Cómo proteger tu vista de la luz emitida por las pantallas de los móviles y ordenadores?

Ya que estamos expuestos continuamente a una gran cantidad de luces artificiales, se hace cada vez más necesario aprender a contrarrestar los efectos negativos que sufren nuestros ojos. Hemos reunido una cantidad de consejos que servirán para el cuidado de tus ojos y esperamos que puedan ser útiles para tomar consciencia de las luces dañinas que siempre nos acompañan día a día con el uso de aparatos electrónicos.

Efectos de la luz sobre los ojos

La luz emitida por los diferentes dispositivos eléctricos y electrónicos es generalmente la LED. Es una luminosidad bastante fuerte y emite gran cantidad de luz hacia el exterior de la pantalla. El rayo se expande en diferentes direcciones y la imagen que se forma la percibimos con el ojo gracias a la absorción de esa luz.

efectos luz pantallas moviles en los ojos

El ojo está acostumbrado a absorber las formas de las cosas a través del rebote de la luz natural que cae en los cuerpos. En el caso de los dispositivos electrónicos, el ojo recibe la luz directamente, como si estuviéramos mirando a una farola o una bombilla detenidamente. Y, aunque algunos dispositivos estén configurados para que esa luz no sea tan dañina, lo cierto es que la mayoría de los aparatos hacen uso del LED, que termina por perjudicar tanto los músculos del ojo como la mácula.

El ojo que se expone a este tipo de luz por mucho tiempo, sufre cansancio al no descansar ni parpadear. Con ello, sufrirá de sequedad y fatiga ocular. Además, existen otro tipos de daños más graves, como la degeneración de la mácula y también la falta de control en los músculos que ayudan a enfocar.

A continuación, veremos algunas estrategias que nos ayudarán a evitar estos desastres y contribuirán al descanso de los ojos y al relajo mental.

Consejos para reducir el estrés en los ojos

1. Disminuye el brillo de los dispositivos electrónicos que utilizas la mayor cantidad de tiempo. Algunas pantallas permiten ser visibles incluso a un nivel muy bajo de luminosidad. También puedes elegir los dispositivos que usan tecnología semejante a los eReaders, que evitan el reflejo del sol y no emiten luz.

2. Toma varios descansos cuando trabajes durante largas horas frente al ordenador u otro dispositivo electrónico. Puedes alejarte del monitor cada ciertos intervalos de tiempo. También puedes mirar hacia otro sitio, de preferencia a lugares u objetos lejanos para que los músculos oculares se relajen. Puedes optar también por tenderte en el suelo y cerrar los ojos o incluso hacer movimientos circulares con los ojos para liberar tensiones.

reducir estres en los ojos

Existen además aplicaciones que puedes instalar en tu ordenador y que dirán cuando debes tomar un descanso.

3. Procura mantener húmedos tus ojos parpadeando continuamente. En su defecto, puedes usar lubricantes, como gotitas para los ojos cada vez que sientas escozor, irritación o molestia.

Si eliges esta última opción, puedes aplicar pequeños masajes para que el globo ocular se relaje en general, mientras se distribuye de mejor manera el líquido.

4. Optimiza la iluminación de tus aparatos electrónicos, pero también la de tu entorno. Evita el reflejo directo del sol para que no tengas que forzar más la vista a la hora de enfocar y observar las formas. Evita pantallas que sean reflectantes, ya que el brillo del sol es mucho más fuerte y una continua exposición al mismo puede dañar tus ojos con mayor gravedad.

Puedes iluminar el cuarto en el que te encuentras con luz natural, abriendo las ventanas y/o cortinas, de modo que el ojo pueda relajarse en la tarea de enfocar figuras externas.

5. Evita usar el móvil en lugares abiertos con mucho sol, ya que la pantalla tiende a oscurecerse y no podrás ver nada. En esos casos, un intento forzoso de mirar hacia la pantalla del celular puede tensar mucho los músculos oculares. Aquí sería útil aumentar la luz del celular hasta un nivel que la imagen se vea nítida.

6. Utiliza aplicaciones para configurar la luz de tus aparatos inteligentes, de acuerdo a los horarios que establezcas. Estas herramientas permiten automatizar las horas en las que el teléfono móvil baje o suba la intensidad de su luz. No solamente cuidarás tus ojos, también ahorrarás batería.

7. En el momento de mirar y enfocar un determinado objeto o imagen en tus dispositivos electrónicos, procura mirar al objetivo con ambos ojos, intenta no dispersar la vista. Esta es una costumbre que debes imponerte para educar tu vista cuando miras cosas.

Un buen ejercicio es concentrarse un tiempo lo suficientemente largo pero no excesivamente prolongado en un objetivo. Si desenfocas y enfocas continuamente tu punto de visión, se estarán ejercitando incorrectamente los músculos oculares.

8. Configura tus aparatos electrónicos con la tipografía más grande posible que sea cómoda a la vista. Últimamente estamos acostumbrados a usar el teléfono móvil, que tiene una pantalla muy pequeña. Considera que los ojos deben esforzarse cada vez más al observar objetos diminutos. Uno tiende a acercarse al dispositivo, lo cual solamente irradiará más luz a la pupila. Puedes configurar los tamaños de la tipografías en casi todos los programas que usas.

prevenir daños en los ojos

Investigaciones sobre el efecto de la iluminación sobre los ojos

La Dra. Celia Sánchez-Ramos realizó un experimento en el que se exponían retinas de donantes a las luces LED por una cantidad prolongada de horas. Los resultados demostraron que casi la totalidad de las células del ojo morían producto de la radiación de los rayos del LED.

Posteriormente, diseñó un protector que se adhiere a las pantallas de los dispositivos y absorbe los rayos de la luz producida por la energía eléctrica. Al proceder el experimento con este nuevo implemento, se demostró que la misma cantidad de células del ojo que moría sin la protección, ahora sobreviven, extendiendo su funcionalidad y la salud del globo ocular.

En base a estos experimentos, se ha hecho una nueva propuesta conjunta entre la salud ocular y el marketing. Estos protectores ya han comenzado su comercialización para smartphones, tablets, portátiles y ordenadores de sobremesa. Su objetivo es reducir los efectos nocivos sobre la salud ocular de la población. Se impone como una excelente alternativa para cuidar nuestra visión y evitar las consecuencias negativas que pueden sufrir los más pequeños.